Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
SIEMPRE QUEDAN DOS SEGUNDOS

MICRO RELATO DE TERROR: Ridículos Humanos

7 Febrero 2015 , Escrito por Maryam Rghioui Villalba

Conté hasta tres, a la misma hora de siempre, el mismo día de siempre. Oí entrar a mi casa un grupo de personas. Me acerqué a la escalera y me apoyé en la barandilla. Dos chicas y dos chicos, como casi siempre. Pasaron por mi lado sin darse cuenta de mi presencia. Llegaron al salón que contaba la leyenda del pueblo. Una tontería de que si mirabas el cuadro de la familia muerta por un minuto, la verías. Vamos, como si un muerto se fuera a aparecer por eso. Observé desde una esquina, el mismo panorama de todas las noches del sábado. Los cuatro tontos debatiendo quien vería el cuadro primero. Que vergüenza, esos chicos temblaban del miedo, no entiendo por qué esas chicas no se habían pirado ya. Me causaba gracia, pero empezaba a fastidiarme. Por fin se decidieron, y los cuatro cogidos de la mano se pusieron delante del cuadro, y contaron. Caminé hacia ellos, y me puse detrás. Observé el cuadro. Un hombre y una mujer bien vestidos, daban la mano a una joven, atractiva diría yo. Miré con atención las partes consumidas por el fuego del cuadro, no se como se salvó, fue lo único. Mi mente viajó de nuevo a ese día que todo terminó. El fuego extendiéndose por la casa, mis padres pidiéndome que me calme. Me faltaba el aire, sentía el fuego a mi alrededor, y vi la ventana como mi única salida. Volví en mi de nuevo. Esa era la leyenda del pueblo, los padres quemados y la hija suicida.
​Alejé esos pensamientos de mi mente, y supuse que el minuto ya había pasado. Así que esta vez hice algo diferente. Con un golpe de mano, tiré el cuadro que observaban todavía atentamente. No fue muy lejos, no había que exagerar. Lo típico, salieron despavoridos. Cogí el cuadro y lo metí en un armario. A ver que se inventan ahora.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post